Me llaman distraída, soñadora y torpe. Pero tú puedes llamarme...

Mi foto
Todos y cada uno de nosotros tenemos dos caras, si no son más. Ewinor es mi segunda cara desde hace siete años. Siete años en los que he nacido, he crecido, he muerto y he vuelto a nacer, gracias a escribir, gracias a este blog donde se encuentra mi esencia, donde desnudo mi alma en cada frase; mi yo más oscuro, más pesimista, más tierno, más fuerte y por qué no decirlo, mi yo preferido. Siete años que me han hecho más fuerte y un poco más rara, si cabe. Éste es mi rincón secreto que por alguna razón siempre he querido compartir. Lo que escribo es lo que soy.

9.11.10

No vale la pena olvidar

Cuántas veces hemos deseado borrar un día, un instante, un momento, hasta un año de nuestras vidas. Borrarlo todo y vaciar nuestra memoria. Cuántas veces deseamos volver a ser niños, vivir todo de nuevo, recuperar lo que se fue o dejar que el tiempo ponga las cosas en su lugar. 

Algunos simplemente no esperan nada del tiempo. Da lo mismo regresar o avanzar, simplemente renuncian a que el tiempo continúe su paso y se marchan con lágrimas y un largo adiós. 
Si desearamos en algún momento perder completamente la memoria y someternos a la frase comezar de nuevo ¿cuántas cosas nos perderíamos? 
Serían como aquellas cosas que se extravían accidentalmente en una mudanza y luego se extrañan. Perderíamos el calor del primer beso y la sensación de aquel amanecer que fue perfecto. La nostalgia por amores pasados y la inocencia con la que nos entregamos a lo desconocido esa primera vez. Quedarían atrás los amigos que iban a ser eternos, las cartas que nos hicieron llorar, la primera o última vez que vimos a un gran amor, los brazos mas cálidos, el día que pensamos que se iba a caer el mundo, el dolor más
hermoso, la sonrisa más esperanzadora, el nacimiento del sentimiento más puro.

¿En realidad comenzamos una vida nueva o matamos otra llena de bellos recuerdos? 

Dejamos una vida y un presente que nos da infinitas oportunidades por soñar con un futuro perfecto que no existe o un pedazo de cielo donde no sabemos qué nos espera.

¿Vale realmente la pena perder la memoria?

Atte:// Ewinor

6 comentarios:

Sel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sel dijo...

No he podido evitar soltar alguna lágrima mientras leía. Se me han venido a la cabeza miles de momentos que, aunque alguna vez he pensado que quería olvidar, ahora son recuerdos felices.
Mi respuesta a la pregunta es NO.
Los recuerdos, ya sean buenos o malos, hacen que en tu futuro actúes de una manera u otra, y también te hacen madurar y crecer como persona. Al menos, desde mi punto de vista y las experiencias que, personalmente, he vivido

Ewinor dijo...

Eso mismo pienso yo, todo lo que vivimos nos lleva hasta determinadas situaciones, muchas de ellas felices. Por eso no merece la pena olvidarlos :)

Ángela dijo...

Si vivimos malos momentos es por algo..esos momentos estan para enseñarnos a valorar los buenos que pasamos.Tenemos que pasar tanto por cosas malas como por buenas.Me gusta mucho tu blog :)
Yo tengo tambien otro blog,pero es mas personal y mas aburrido porque me desahogo y cuento mi vida jaja ^^

Irene Gresley dijo...

Me encanta me encanta me encanta! [♥]
Parece de una escritora famosa :')
Mi Ewinor que vale más que cualquier otra escritora *-*
Es algo increíble lo tuyo.
Ains... :') Tu columna a la derecha pone mi nombreee *.* jajaja Te amo más que a nada preciosidad :)
Por cierto, he cambiado de dirección de blog, diseño, y he hecho una nueva entrada.
http://notodaslaspalabrasvuelan.blogspot.com
Te pasas y me dejas un comentario por fas? :)
Te quiero mucho mucho mucho ;]

Ewinor dijo...

Gracias Irene (L) te quiero más que a nada ni nadie :)

Ángela, si quieres que me pase por tu blog puedes darme el enlace, aunque si es personal igual no quieres xD ¡Y gracias!