Me llaman distraída, soñadora y torpe. Pero tú puedes llamarme...

Mi foto
Todos y cada uno de nosotros tenemos dos caras, si no son más. Ewinor es mi segunda cara desde hace siete años. Siete años en los que he nacido, he crecido, he muerto y he vuelto a nacer, gracias a escribir, gracias a este blog donde se encuentra mi esencia, donde desnudo mi alma en cada frase; mi yo más oscuro, más pesimista, más tierno, más fuerte y por qué no decirlo, mi yo preferido. Siete años que me han hecho más fuerte y un poco más rara, si cabe. Éste es mi rincón secreto que por alguna razón siempre he querido compartir. ¿Y yo, qué soy? Yo soy todo lo que escribo, y lo que escribo es lo que soy.

14.4.15

Quizá


Quizá te busque cuando las nieves de enero,
invadan finalmente nuestro espacio y tiempo,
y me acerque sigilosa a tu encuentro,
buscando sacar de ti algo de ternura,
o algún sentimiento.

Quizá aún te busque entre los colores de la primavera,
aunque nada espere recibir, ni regalar, ni una respuesta.

Quizá te observe de cerca, o a través de un espejo,
buscando en ti el eco de mi perdida soledad,
o de mil silencios.

Quizá te busque y no te encuentre,
quizá de tanto llorarte y pensarte, ausente,
me condene entre las llamas del infierno
me ofusque en cómo habitas mis recuerdos,
y mis sueños.

Quizá, y aunque haya olvidado cómo susurrar tu nombre al viento,
ni siquiera tú sepas reconocer mi rostro bajo el hielo de tantos inviernos.

Quizá te busque, amor, a pesar de eso...

Ewinor

No hay comentarios: