Me llaman distraída, soñadora y torpe. Pero tú puedes llamarme...

Mi foto
Todos y cada uno de nosotros tenemos dos caras, si no son más. Ewinor es mi segunda cara desde hace siete años. Siete años en los que he nacido, he crecido, he muerto y he vuelto a nacer, gracias a escribir, gracias a este blog donde se encuentra mi esencia, donde desnudo mi alma en cada frase; mi yo más oscuro, más pesimista, más tierno, más fuerte y por qué no decirlo, mi yo preferido. Siete años que me han hecho más fuerte y un poco más rara, si cabe. Éste es mi rincón secreto que por alguna razón siempre he querido compartir. ¿Y yo, qué soy? Yo soy todo lo que escribo, y lo que escribo es lo que soy.

31.3.13

Escribirnos


Si ya no sé
ni en qué pensar,
por miedo a ser,
 no soy contigo.

Me he visto hoy
al despertar,
gritando al Sol
que eras mi abrigo.

Triste recordar
un pasado sin futuro,
olvidado bajo el mar,
escondido tras su muro.

Por un tuyo...
mío, beso
suyo, frío
nuestro, orgullo.

Por promesas
y por sueños,
por princesas
sin su dueño.

Tras llorar la noche,
sale el alba,
y un “te quiero”.

Al abrir los ojos,
un llanto, 
suspiros,
y echar de menos.





Ewinor

No hay comentarios: